Ideas para decorar la mesa en estas fiestas decembrinas
diciembre 9, 2013
Aenean ligula mol stie viver
mayo 4, 2014

Bienvenida a mi casa

¿Se han fijado cómo a veces conocemos personas que son tan agradables y cariñosas, pero cuando uno ve su casa por alguna razón se ve fría y realmente no transmite la personalidad de la dueña? Tiene las piezas correctas, pero no pareciera que amarran. Tuve la dicha de ayudar en una casa donde este era exactamente su problema.
Hoy comenzaremos con su entrada. Como saben la entrada es la invitación al resto del hogar, es la oportunidad que tenemos de poder expresar en un solo lugar cómo será el ambiente general. Si vemos las fotos del antes, no está fea, pero no está acogedora, le falta algo. Estas fueron mis sugerencias:

• Defina bien cuál será su entrada. Aun teniéndola como parte de la sala, la mesita redonda que vemos al no más entrar le quitaba atención al resto, por lo que no había una entrada definida. Siempre tome en cuenta lo siguiente:

Antes

 

o Que será lo primero que ve el invitado al entrar a su casa, en este caso no era la pared de al lado sino la de enfrente, por lo que ahí debía de estar puesto el punto focal de la entrada
o Cuál es el lugar donde cuenta con el mayor espacio para poder poner un mueble, tomando en cuenta la circulación de gente. A veces no hay pared de entrada lo que da chance de poner una mesa redonda flotante con un buen arreglo floral encima. También ocurre en ciertas casas que el espacio es lo suficientemente grande como para hacer “varias” entradas, esto está bien siempre y cuando exista balance entre todas y ninguna compita sobre la otra.

Después

• Una vez definido su espacio ponga ahí las piezas más imponentes. Siempre para crear balance debemos de poner algo que pueda con el peso del resto de su casa. En este caso los muebles anteriores funcionaban bien.
• Dígalo con adornos. Queríamos que la entrada fuera casual, invitadora, relajada y de colores cálidos. Este follaje estaba en su pasillo totalmente desperdiciado ya que no tenía la luz ni el espacio necesario para brillar. Al colocar algo masivo en su entrada suavizamos los detalles de los muebles. Siguiendo con los colores del arreglo hacemos un conjunto de piezas que vayan en el mismo tono. ¿Por qué varias piezas? Se necesitaba quebrar un poco el tamaño del arreglo, dándole balance a la mesa entera, y que todo se viera como un conjunto y no como piezas separadas, que era lo que pasaba con los adornos anteriores. Para una entrada estaban demasiado divorciados entre sí, no había hilo que los uniera y terminaban viéndose fríos. Jugando con el color y los tamaños logramos unirlo todo.

Como ven, con un simple cambio pareciera otra entrada, nada de esto fue comprado, simplemente puse los adornos en su lugar. ¿Qué pasó con la mesita redonda, el cuadro, el ángel y los candelabros? Despreocúpese, nada fue botado, simplemente reutilizado. Vea en mi próximo blog cómo logré arreglar el mayor inventario de candelas que jamás haya visto.